7 consejos para viajar solA por primera vez

En viajarconmochila.net siempre apostamos por los viajes en grupo, ya sea por seguridad a la hora de ir a países que no conocemos o por el placer de conocer gente con nuestras mismas inquietudes. Pero, ¿qué pasa cuando tu única acompañante es tu mochila? pues vamos con 7 consejos para viajar sola.

Por Lorena Gonzalez

La idea de viajar solo cada vez se está normalizando más, cada vez tenemos más conocidos que se han ido solos de viaje y han vuelto con ganas de más.

Pero ¿qué pasa cuando quieres viajar SOLA? 

Como mujer que viaja sola y lo disfruta, tengo algunos tips para ti:

Elige una ciudad segura

Vivimos en un mundo donde las mujeres tenemos que ir con cuidado a la hora de hacer actividades por nuestra cuenta y, aunque nunca hay que ir con miedo, siempre hay que ser prudente.

Revisa comentarios de blogueras o rankings de ciudades seguras en Internet y asegúrate de que no te estás metiendo en la boca del lobo.

En Internet siempre encontrarás recomendaciones y, al final, se trata de ser un poco astuta e intuitiva.

Elige una ciudad que de verdad te interese

Pasa de los “top 10 ciudades que debes visitar antes de morir”, si a ti te interesa ir a un pueblecito de Guadalajara (#respect Guadalajara) a pasar el fin de semana, hazlo.

Lo bueno de viajar sola es que es tu tiempo el que gastas y no le debes explicaciones a nadie.

No merece la pena visitar una ciudad solo porque “la tienes que ver” y a tu vecino del quinto le ha encantado, ya tenemos suficientes obligaciones en nuestro día a día. Pasa de las caras de “¿vas a ir ahí? ¿Para qué?”, no merecen la pena.

Ves allá donde te lleve tu instinto, nunca se sabe dónde puede estar tu rincón en el mundo.

Reserva tu estancia en albergues

Viajar sola es genial y tener tiempo para ti aún más, pero para asegurarte de que cuando te de por ser sociable tengas alguien con quien hablar, duerme en un albergue.

Yo recomiendo habitaciones compartidas femeninas, por comodidad, aunque también he estado en habitaciones mixtas y nunca he tenido problemas.

Mixto o no, todo el mundo es respetuoso con tu espacio, tus pertenencias y tu intimidad (sí, es posible preservar tu dignidad durmiendo con otras 9 personas).

Yo siempre busco albergues bien localizados del centro/estación de metro para que sea fácil localizarlo y moverme por la ciudad. Pero como plus miro que tengan actividades para sus ocupantes (tours, juegos de mesa, noche de karaoke…). Siempre es interesante tener opción de ocio sin tener que salir de “casa” o gastarte más dinero.

Haz los deberes

La peor sensación que puedes tener al viajar sola es llegar al albergue, dejar tu mochila y pensar, y ¿ahora qué?

Ten una lista de actividades preparadas: free tours, museos, centros comerciales, alguna ruta, sitios curiosos, restaurantes… ten varias opciones preparadas según tu estado de ánimo, aprovecha el tiempo haciendo los deberes antes de salir de casa y si te quedas en el albergue leyendo, que sea por voluntad propia.

Personalmente, al no interesarme mucho los museos, siempre busco arte urbano/grafitis o localizaciones de series/películas y me marco una ruta particular cinematográfica o de arte más underground.

Ventajas de viajar sola: no tienes que tragar planes que no te apetecen nada.

Déjate la vergüenza en casa

Si ya nos da corte ir al cine solos en nuestra propia ciudad por el qué dirán ¿qué vamos a hacer en un país extranjero?

Una de las actividades que más pereza me da a la hora de viajar sola es comer/cenar, pero al final es tomártelo con filosofía, entretenerte con el escenario a tu alrededor, leer, mirar el móvil y, sobre todo, disfrutar de tu propia compañía y de lo que estás tomando.

Más allá de las comidas, no veo que otra situación puede implicarte reparo, por la calle estás tan entretenida con lo que hay a tu alrededor que no tienes tiempo a pensarlo, si vas a tu bola al final pasas desapercibida.

Que no te de vergüenza viajar sola, pasa del qué dirán, del “ay, ¿no te da miedo? Yo no podría, ¡qué valiente!”, ignora esos cumplidos venenosos y disfruta de la experiencia, te la mereces.

No renuncies a las fotos

Las mejores fotos que tengo de viajar sola son gracias a desconocidos que me han hecho el favor.

No te quedes sin tu foto postureo por corte de pedirla. Yo siempre uso la excusa de “me puedes hacer una foto, así mi madre sabe que estoy bien” y despierta en la otra persona tal ternura que se esfuerzan mucho más.

Si eres más de palo selfie, lo respeto, pero al final es muy aparatoso y no queda tan natural.

No vuelvas solo con fotos de paisajes y monumentos, haz que se note que has estado ahí.

Recuerda: vergüenza no / fotones sí.

Pide ayuda

Viajar sola requiere mucho coraje, sí, pero no implica que al tomar la decisión adquiramos súper poderes.

Te vas a perder, te vas a confundir y vas a vivir momentos lost in translation.

No pasa nada, eres humana.

Si te pierdes y no entiendes Google Maps, pregunta; si no entiendes si lo que quieres pedir lleva champiñones o no, pregunta; no pasa nada. En general todo el mundo estará dispuesto a ayudarte y, si no, pues pregunta a otra persona. 

Me faltan manos para contar las veces que me he perdido estando de viaje y siempre he acabado llegando a donde quería llegar.


En resumen, desde viajarconmochila.net, recomendamos que probéis la experiencia alguna vez en la vida. Ya seas hombre o mujer, es algo que hay que probar. Anímate, ¡te esperan un sinfín de destinos y aventuras!

Y si aún no te atreves, pues te puedes venir de viaje en grupo con nosotros. Mira nuestro calendario de viajes aquí.


Este es un artículo de invitados. Si te gustaría escribir el tuyo me puedes enviar una propuesta a antonio@viajarconmochila.net

Vuelve al indice del blog

Deja un comentario