Que hacer en Sapa

En esta entrada te voy a contar:

  • Que hacer en Sapa
  • Como ir de Hanoi a Sapa
  • Donde dormir en Sapa
  • Trekking en Sapa
  • Curiosas costumbres de los poblados de las montañas
  • Soso, nuestra guía Hmong
  • Cascadas en Sapa

Básicamente, la actividad es visitar pueblos de las distintas etnias que habitan por esta zona, hacer una caminata por los campos de arroz y disfrutar de las vistas de las montañas y las terrazas.

Además, puedes visitar algunos pueblos o darte un baño en una cascada.

Yo no dormí propiamente en Sapa, si no que estuve en un pueblo de los alrededores: Ta Van.

 

 

Como ir de Hanoi a Sapa

Nuestro tour nos lleva hacia Sapa en bus nocturno.

Este bus nocturno está formado por literas donde te puedes tumbar. El problema está en que el tamaño está pensando para los vietnamitas, por lo que si eres una persona alta, quizás no te caben muy bien los pies dentro.

Por lo demás, es bastante cómodo y consigo dormir unas cuantas horas antes de llegar a Sapa.

 

 

El bus llega a una estación de autobuses de Sapa sobre las 4 de la mañana, pero nos dejan dormir en el bus hasta las 6.

A las 6 bajamos del bus y cada grupo de turistas nos vamos con un taxista que nos llevará a nuestra “Homestay” donde pasaremos la noche.

 

Donde dormir en Sapa

Nuestro alojamiento se llama “Hmon the hills homestay”.

Es un sitio muy muy bonito. Es una casa de dos plantas donde en la planta de arriba están todas las camas, y en la de abajo están los baños, duchas y un comedor dónde desayunamos, comimos y cenamos durante nuestra estancia allí.

 

 

Tiene hamacas en la terraza y unas vistas muy bonitas.

 

 

 

También tiene duchas con agua caliente, enchufes en casi todas las camas y una conexión WiFi bastante buena.

Al llegar nos preparan un desayuno buenísimo.

Tostadas, plátanos, tortitas con miel, plátanos, huevos fritos… ¡riquísimo! Y como siempre, acompañado de café vietnamita.

Además, nos preparan unas bolsas con tuppers de comida y un agua pequeña para el trekking.

Nuestro grupo está formado por 5 personas: Soso, nuestra guía Hmong; Germán, un simpático mejicano; Rocio de Ecuador y Kay de Alemania.

Tenemos suerte, porque es un grupo pequeño y podemos conocernos mejor y evitar más paradas o problemas que si vamos con un grupo grande. Además, todos eran majisimos.

 

 

Trekking en Sapa

El primer día hacemos un trekking que durará unas 6 horas.

Salimos directamente de nuestro alojamiento a pié y volveremos a pié.

El trekking empieza subiendo por varias cuestas embarradas, atravesando terrazas de los campos de arroz. A veces, caminando por el mismo borde de las terrazas.

También cruzamos algunos bosques de bambú y atravesamos algunos poblados de las etnias que viven en zonas más altas de la montaña.

Las vistas por el trekking son realmente bonitas. Es una de las experiencias que más me ha gustado de mi corto viaje por Vietnam.

 

 

 

Durante el camino nos acompañan otras mujeres para ayudarnos cuando el camino se complica.

Te preguntan de dónde eres e intentan coger confianza y ayudarte. El objetivo final es después venderte souvenirs de recuerdo.

Si no te interesan, simplemente puedes decirles que no y no hay problema. Pero creo que tampoco hay que tratar cómo si fueran pesadas o interesadas, ya que cuando conoces su forma de vida y lo dura que puede ser, entiendes perfectamente por qué intentan ganarse la vida de esta forma.

 

 

 

 

Curiosas costumbres de los poblados de las montañas

A media mañana cruzamos un poblado Hmong.

Al cruzarnos por una casa donde había mucha gente, nos invitan a pasar. Al llegar, muchos de ellos empiezan a invitarnos a tomar chupitos de licor de arroz. El licor está bastante fuerte y amargo.

Una de sus costumbres es que quien lleva la botella, te invita a un chupito y te da la botella. Entonces tú, si te gusta alguien, puedes ir e invitarle a que beba de tu botella. Si te devuelve la invitación, quiere decir que tu también le gustas.

Aunque a nosotros nos invitaban por diversión.

Al hablar con el chico de la casa, el único que hablaba inglés, nos cuentan que están haciendo un homenaje a su abuelo que falleció hace 5 años.  El homenaje consiste en que se juntan familiares y amigos y se lo pasan bien.

¡Curiosa forma de celebrar la muerte de un ser querido!

Después de pasar un rato en la casa y echarnos unas buenas risas, seguimos con la caminata.

Paramos a comer nuestros tuppers que nos han dado: salteado de verduras, otro de carne con verduras y salsa buenísimo y un tupper de arroz. ¡La comida está buenísima!

 

Soso, nuestra guía Hmong

Mientras estamos comiendo, nos da tiempo a hablar y conocer un poco a nuestra guía.

Soso es una chica de 22 años que aprendió a hablar inglés pasando tiempo en alojamientos donde había turistas. Así, mientras aprendía inglés, conocía a gente y le invitaban a “happy water”, como ella llamaba al licor de arroz.

Conoció a su marido con 13 años. Después de pasar tres días, como mandan sus costumbres, decidió que quería casarse con él.

Su marido fue a la casa de Soso donde le pidió la mano de su hija, ofreciéndole que bebiera de su licor de arroz y pagándole la dote. Su dote la decidió su padre y le pidió 6.000.000 d. Como unos 235€.

Nos explica la historia muy contenta, por que es un buen marido y según nos dijo “sobrevivir teniendo marido es mucho más fácil”.

 

 

Ahora con 22 años tiene un hijo de 5 años y una hija de dos. Aunque la primera vez que se quedó embarazada fue con 15 años. Su primer hijo falleció a los dos meses de nacer por enfermedad, pero desconoce qué enfermedad fue.

Le pregunto si los habitantes de los pueblos de Sapa están contentos con el auge del turismo.

Dice que el turismo es bueno para ellos. Hace 40 años, cuando había llegado el turismo a la zona, no habían hoteles ni restaurantes, sólo gente que trabajaba en el campo.

Por lo que sólo comían de lo que ellos mismos cultivaban. Básicamente, arroz , patatas, algunos huevos y verduras.

Ahora que Sapa se ha desarrollado pueden ir a Sapa a comprar más cosas. Aunque los que viven en la montaña siguen teniendo vidas muy humildes, tejen su propia ropa y la tiñen con plantas que ellos mismos cultivan.

Siguen utilizando telares tradicionales o máquinas para moler el grano muy rústicas.

Los campos de cultivo que tienen se heredan de padres a hijos. Cuando es época de cultivo o recogida de arroz, toda la familia se ayudan unos a otros en las distintas tierras que tengan.

El núcleo familiar es muy importante.

Seguimos el trekking y cruzamos un puente que va sobre una presa de agua. El camino de vuelta es más sencillo ya que sigue una pista por la que  pueden circular algunos coches.

 

 

En el poblado cercano a Ta Van vemos que hay un colegio, mercados, dos autobuses diarios a Sapa, guardería y algún Spa más elegante para los turistas.

 

Final del trekking

A las 15:00h llegamos de nuevo a nuestro alojamiento.

La ruta total es aproximadamente de 15 kilómetros.

Llegamos bastante cansados, no  por la distancia o la dureza del camino, si no también por el calor que hemos pasado.

¡Recordar llevar agua suficiente y un buen calzado!

Hemos pasado calor, pero hemos tenido suerte de tener bastante sol durante todo el día y no ha llovido como en días anteriores.

Pasamos la tarde descansando en las hamacas, de charla, tomando algunas cervezas.

A las 18:00h más o menos nos ponen la cena. Como siempre, ¡está buenísima! Vale mucho la pena la comida de este sitio, mucho mejor que muchos restaurantes de Hanoi.

Nos vamos a dormir bastante pronto, ya que después del trekking y pasar la noche en el bus estamos bastante cansados.

 

Cascadas en Sapa

Volvemos a desayunar un mega desayuno y saludamos a otros viajeros que vienen a hacer el tour pero que han llegado hoy.

Compartimos el desayuno y a las 9:15 de la mañana volvemos al trekking.

El plan de hoy es hacer una caminata más corta, de unas 3 horas.

El camino va en otra dirección contraria a la de ayer, y los puntos más interesantes son nuevos poblados distintos, cruzas un bosque de bambú y parar en una cascada donde nos podremos dar un baño.

 

 

El agua está bastante fría, pero después del paseo y el calor sienta genial.

A las 12 estamos de vuelta del trekking y con la comida esperándonos. ¡Buenísima!

Después de descansar un rato en las hamacas y darnos una buena ducha, empieza el camino de vuelta.

Nos da mucha pena despedirnos de Soso. Entre todo el grupo le dejamos una propina de unos 400.000 d y ella nos regala unos bolsos de recuerdo  de los que ellos cosen a mano.


A las 16:00 de la tarde estamos en el bus litera que nos lleva de vuelta a Hanoi donde llegaremos al hostel a las 21:40h.

Y aquí termina nuestra aventura por Sapa.

La verdad es que quizás ha sido corta, pero muy intensa.

Nos ha dado tiempo de disfrutar de los paisajes chulísimos, conocer un poco más de cerca algunas costumbres de las etnias y disfrutar de unas buenas caminatas.

¡Una de mis experiencias favoritas en Vietnam!

 

Volver al indice de Vietnam

 

 

 

Deja un comentario

0 Compartir