Qué ver en Split

Inicio » Qué ver en Split
Qué ver en Split

Split es una ciudad croata llena de historia y arquitectura fascinante. Su Palacio de Diocleciano, construido en el siglo IV, y la Catedral de Split, construida sobre un antiguo mausoleo, son visitas imperdibles. La Plaza Peristilo y sus eventos teatrales añaden aún más encanto. Además, la calle ‘déjame pasar’ y las cuatro puertas de la ciudad revelan su rica historia. Descubre los encantos de esta ciudad única en tu próxima visita. Sigue leyendo y te mostramos qué ver en Split con más detalle.

El Palacio de Diocleciano: Historia y arquitectura del siglo IV

El Palacio de Diocleciano es una joya histórica que nos transporta al pasado glorioso de Split. Construido en el siglo IV por el emperador Diocleciano, este imponente complejo es una muestra excepcional de la arquitectura romana.

El palacio cuenta con murallas, sótanos y un mercado en su interior, donde se puede apreciar la vida cotidiana en tiempos del emperador. Sus dimensiones sorprenden y es fácil perderse en sus intrincadas calles y pasillos.

Además de su impresionante estructura, el Palacio de Diocleciano es testigo de los cambios históricos que ha experimentado a lo largo de los siglos. Desde su origen como residencia imperial, ha sido adaptado y reutilizado para diferentes propósitos.

Hoy en día, el palacio alberga una mezcla de edificios históricos y modernos, así como tiendas, restaurantes y viviendas. Es un lugar vivo y vibrante donde coexisten el pasado y el presente.

Explorar el Palacio de Diocleciano es sumergirse en la historia y la grandeza del Imperio Romano. Cada rincón cuenta una historia y muestra la grandeza arquitectónica de la época.

La Catedral de Split: La transformación de un mausoleo

La Catedral de Split es un impresionante ejemplo de la adaptación de edificios antiguos para nuevos usos a lo largo de los siglos. Construida sobre el mausoleo del emperador romano Diocleciano, esta magnífica estructura nos cuenta la historia de su transformación a lo largo del tiempo.

Al ingresar en la catedral, nos encontramos con un hermoso interior que combina elementos románicos, góticos y renacentistas. Las columnas y los arcos revelan la influencia romana, mientras que los detalles ornamentales y las pinturas muestran la estética gótica y renacentista.

Uno de los aspectos más destacados de la catedral es su campanario, que ofrece vistas panorámicas de la ciudad. El campanario es también un recordatorio de la influencia veneciana en Split, ya que fue construido en el siglo XVI durante el dominio veneciano. La combinación de estilos arquitectónicos en la catedral es una muestra de la diversidad cultural y la riqueza histórica de Split.

Además de su belleza arquitectónica, la catedral alberga valiosos tesoros artísticos en su interior. El baptisterio, famoso por su pila bautismal de mármol, es una joya renacentista que refleja la importancia espiritual de este lugar sagrado. También se encuentran aquí las tumbas de varios obispos y figuras importantes de la historia croata.

La historia de la Catedral de Split es un testimonio vivo de la transformación de un mausoleo imperial en un lugar de culto cristiano. La adaptación de edificios antiguos para nuevos usos es una práctica común en la historia de la arquitectura, y la catedral es un ejemplo notable de este proceso.

La Plaza Peristilo y su importancia histórica

La Plaza Peristilo es uno de los lugares más emblemáticos y con mayor importancia histórica en Split. Se encuentra en el corazón de la ciudad y está rodeada por el imponente Palacio de Diocleciano. Su nombre proviene del término griego «Peristilon», que significa «columna rodeada».

Esta plaza era el centro neurálgico de la vida pública en la época romana y aún conserva ese aire de grandeza y esplendor. En sus inicios, la Plaza Peristilo era utilizada para celebrar ceremonias religiosas y eventos políticos, siendo testigo de trascendentales acontecimientos a lo largo de los siglos.

Uno de los elementos más destacados de la Plaza Peristilo es su acústica única y excepcional. Este fenómeno natural permite que los sonidos se amplifiquen y se escuchen con claridad en cada rincón de la plaza. Tal es su importancia que actualmente se utiliza como escenario para eventos culturales y representaciones teatrales, mezclando la historia con la vida moderna.

Además de su acústica excepcional, la Plaza Peristilo destaca por su impresionante arquitectura. Alrededor de la plaza se encuentran columnas corintias que datan de la época romana, así como también otras estructuras arquitectónicas que evocan el esplendor pasado de la ciudad.

La Plaza Peristilo es un lugar donde se puede respirar historia y disfrutar de su belleza arquitectónica. Es un rincón encantador que invita a pasear, contemplar los detalles de su arquitectura y dejarse llevar por la atmósfera cargada de siglos de historia que envuelve este icónico lugar de Split.

Calle ‘déjame pasar’ y las cuatro puertas de entrada a la ciudad

Split es una ciudad llena de historia y arquitectura fascinante, y la calle ‘déjame pasar’ es uno de los lugares que no puedes dejar de visitar. Esta estrecha calle empedrada está llena de encanto y ofrece una experiencia única para los visitantes. A medida que caminas por esta pintoresca calle, podrás apreciar la arquitectura tradicional y descubrirás tiendas locales, cafeterías y restaurantes acogedores.

Las cuatro puertas

Además de la calle ‘déjame pasar’, las cuatro puertas de entrada a la ciudad también son dignas de mención. Estas puertas históricas, que datan de diferentes épocas, son un testimonio del pasado de Split y te transportarán a siglos pasados mientras exploras la ciudad.

  • La Puerta Dorada es una de las principales entradas al casco antiguo de Split. Construida en el siglo IV, esta imponente puerta te dará la bienvenida a la ciudad y te sorprenderá con su arquitectura antigua.
  • La Puerta de Plata, también conocida como Puerta de Hierro, es otra entrada importante al casco antiguo. Construida en el siglo V, esta puerta te invita a adentrarte en la historia de Split mientras paseas por sus estrechas calles.
  • La Puerta de Plutonio es una entrada menos conocida pero igualmente interesante. Situada cerca del Palacio de Diocleciano, esta puerta te llevará a descubrir más tesoros arquitectónicos de la ciudad.
  • La Puerta de Plínio es la cuarta puerta de entrada a Split. Ubicada cerca de la Plaza Peristilo, esta puerta te permitirá explorar el corazón de la ciudad y disfrutar de su ambiente animado.

Estas puertas son testigos silenciosos de la rica historia de Split y te invitan a sumergirte en un viaje en el tiempo mientras recorres la ciudad. No te pierdas la oportunidad de descubrir la calle ‘déjame pasar’ y las cuatro puertas de entrada, ya que son parte integral de la experiencia única que ofrece Split a sus visitantes.

Otra arquitectura fascinante en Split

Además de los famosos lugares históricos como el Palacio de Diocleciano y la Catedral de Split, esta ciudad croata cuenta con una variedad de arquitectura fascinante que merece ser explorada. A medida que recorres las calles empedradas de Split, te encontrarás con una mezcla única de estilos arquitectónicos que reflejan su rica historia.

Una de las características destacadas es la calle conocida como «déjame pasar». Esta estrecha y encantadora calle sorprende a los visitantes con su arquitectura medieval y sus encantadoras fachadas de piedra. Conocida como la calle más estrecha de Split, es un lugar perfecto para pasear y disfrutar del encanto de la arquitectura local.

Las puertas de entrada a la ciudad también son ejemplos notables de la arquitectura de Split. Hay cuatro puertas principales que ofrecen acceso a la ciudad antigua: la Puerta de Oro, la Puerta de Plata, la Puerta de Hierro y la Puerta de Bronce. Cada una de estas puertas tiene su propio encanto y características únicas, transportando a los visitantes a través del tiempo hacia la historia antigua de la ciudad.

Otro ejemplo de arquitectura fascinante en Split son las casas venecianas. Estas elegantes construcciones reflejan la influencia de Venecia en la ciudad y presentan una combinación perfecta de estilos gótico y renacentista. Sus fachadas coloridas y balcones adornados añaden un toque de encanto y belleza a las calles de Split.

No podemos olvidar mencionar los palacetes de la nobleza, que se encuentran dispersos por la ciudad. Estas impresionantes mansiones se destacan por su arquitectura barroca y neoclásica, con detalles ornamentales y majestuosos patios interiores. Son verdaderas joyas arquitectónicas que cuentan historias de la antigua aristocracia de la ciudad.

Qué ver en Split: Recomendaciones para una visita

En tu visita a la hermosa ciudad de Split, hay una serie de lugares que no puedes dejar de ver. Cada uno de ellos tiene su propia historia y encanto, y te permitirán sumergirte en la rica cultura croata.

Parque Marjan

Uno de los lugares más destacados es el Parque Marjan. Este parque forestal ofrece magníficas vistas panorámicas de la ciudad y el mar Adriático. Puedes dar un agradable paseo por sus senderos serpenteantes y disfrutar de la naturaleza en pleno corazón de Split.

Museo de la Ciudad de Split

Otro lugar que debes visitar es el Museo de la Ciudad de Split. Este museo alberga una vasta colección de artefactos e obras de arte que cuentan la historia de la ciudad desde la época romana hasta la actualidad. Es una oportunidad única para sumergirte en el pasado y comprender la evolución de Split a lo largo de los siglos.

Paseo marítimo de Riva

Si eres amante de la arquitectura, no puedes perderte el Paseo Marítimo de Riva. Este elegante paseo bordea la costa y está repleto de cafeterías, restaurantes y tiendas. Es el lugar perfecto para relajarte, disfrutar de una buena comida y observar a la gente mientras contemplas la belleza del mar.

Museo arqueológico de Split

Otro lugar que recomendamos visitar es el Museo Arqueológico de Split. Aquí encontrarás una impresionante colección de artefactos antiguos, incluyendo objetos de la antigua Grecia y Roma. Es una oportunidad única para explorar la historia antigua de la región y maravillarte con la creatividad de las civilizaciones pasadas.

Bario de Varos

Por último, te recomendamos explorar el Barrio de Varos. Este encantador barrio tradicional ofrece calles empedradas, casas de colores y una atmósfera pintoresca. Pasear por sus estrechos callejones te transportará a otro tiempo y te permitirá experimentar la auténtica vida de Split.

Estos son solo algunos de los lugares que puedes visitar en Split. Cada rincón de esta maravillosa ciudad tiene algo especial que ofrecer, ya sea su historia, su arquitectura o su belleza natural. No dudes en explorar y descubrir todo lo que este destino tiene para ofrecer.

Qué ver en Split – Playas y paisajes en las cercanías de Split

En las cercanías de Split, encontrarás una amplia variedad de playas y paisajes impresionantes para disfrutar durante tu visita. Estas son algunas de las opciones que no puedes dejar de explorar:

Playa de Bacvice

La playa de Bacvice es una de las más populares de Split y se encuentra a poca distancia del centro de la ciudad. Con su arena fina y aguas cristalinas, es el lugar perfecto para relajarse y tomar el sol. Además, ofrece una gran variedad de servicios, como alquiler de tumbonas y sombrillas, restaurantes y bares.

Playa de Kasuni

Si buscas una playa más tranquila y alejada del bullicio, la playa de Kasuni es una excelente opción. Ubicada en una bahía pintoresca, esta playa de guijarros te sorprenderá con su belleza natural. Aquí podrás disfrutar de un ambiente más tranquilo y relajado, perfecto para desconectar y disfrutar del entorno.

Parque Nacional Krka

A poca distancia de Split se encuentra el Parque Nacional Krka, conocido por sus impresionantes cascadas y paisajes. Aquí podrás disfrutar de paseos por senderos naturales, nadar en las piscinas naturales y maravillarte con la belleza de la naturaleza. No olvides llevar tu cámara, ya que cada rincón de este parque te ofrece vistas panorámicas de ensueño.

Isla de Hvar

Si estás dispuesto a hacer una excursión más larga, te recomendamos visitar la isla de Hvar. Situada a pocos kilómetros de Split, esta isla es famosa por sus playas de aguas cristalinas y sus encantadores pueblos. Podrás disfrutar de un día de sol en sus playas o explorar los rincones históricos de la ciudad de Hvar, con sus calles empedradas y su impresionante fortaleza.

Punta Rata

Ubicada en la localidad de Brela, cerca de Split, Punta Rata es considerada una de las playas más hermosas de Croacia y una de las mejores de Europa. Sus aguas de color turquesa y su playa de guijarros rodeada de vegetación la convierten en un verdadero paraíso. No te pierdas la oportunidad de disfrutar de un día de sol y mar en este impresionante rincón de la costa croata.

Estas son solo algunas de las opciones que encontrarás en las cercanías de Split. Ya sea que busques playas para relajarte, paisajes naturales para explorar o escapadas a islas cercanas, esta región de Croacia te ofrece una variedad de opciones para disfrutar al máximo tu visita.

Qué ver en Split – Trogir

Explorando las playas de Trogir

Trogir, ubicado a pocos kilómetros de Split, es un encantador pueblo costero que ofrece hermosas playas para explorar durante tu visita a la región. Con su pintoresco centro histórico y sus aguas cristalinas, es un destino ideal para relajarse y disfrutar del sol.

Una de las playas más populares de Trogir es la Playa de Čiovo. Con su fina arena y su mar turquesa, es el lugar perfecto para tomar el sol y darse un refrescante baño. Además, cuenta con comodidades como tumbonas y sombrillas, así como bares y restaurantes cercanos para disfrutar de una comida o un refrigerio.

Otra opción es la Playa de Medena, ubicada en la península de Čiovo. Esta playa de guijarros te sorprenderá con sus impresionantes vistas al mar y su ambiente animado. Aquí podrás practicar deportes acuáticos como el esquí acuático o el windsurf, o simplemente relajarte bajo el sol croata.

Si buscas una experiencia más tranquila, puedes explorar la Playa de Pantan. Esta playa se encuentra en una reserva natural y ofrece un entorno tranquilo y virgen. Aquí podrás disfrutar de la naturaleza en su estado más puro, relajarte en la sombra de los árboles y disfrutar de un baño en las aguas claras.

Por último, no puedes dejar de visitar la pequeña pero encantadora Playa de Okrug Gornji. Con su cala de arena y su ambiente relajado, es perfecta para aquellos que buscan un lugar más tranquilo para nadar y descansar. Además, cuenta con restaurantes y bares donde puedes disfrutar de una deliciosa comida croata.

Más sobre Croacia:

Croacia

Vuelve al inicio del blog

Deja un comentario